Blog Personal, Motivacón, Reflexión

DEJAR IR

Muchas veces nos aferramos a personas, cosas o situaciones por miedo a perderlas. Es tanto el miedo a estar sin ellas, que se acumulan sentimientos, creencias y emociones que tienen que ver con eso que no estamos dispuestos a dejar ir. Tenemos miedo a cambiar, a dejar entrar cosas o personas nuevas a nuestra vida, porque puede significar soltar lo viejo.

A menudo nos cuesta trabajo desprendernos de recuerdos, personas o situaciones que en su momento significaron mucho para nosotros pero ya no están en nuestra vida. Nos aferramos, para no sentir dolor, miedo o tristeza.

Puede ser una persona, un objeto o una situación. Esto puede ser, el recuerdo de una pareja, ese objeto que me regaló una persona que ya no está en mi vida. Estamos enganchados a lo que pudo ser y no fue. Creamos dependencia emocional y mental que nos ata y no dejar que vivamos.

Es curioso, porque no solo nos aferramos, a personas, a cosas o incluso a situaciones, sino que también nos quedamos enganchados con nuestros pensamientos y creencias. Es importante entender que la dependencia es como una droga, que crea adicción, cuanto más piensas, más quieres estar con esa persona o en ese lugar.

Para empezar a soltar, primero debemos empezar a aceptar y asimilar que las cosas pasaron por una razón y no las podemos cambiar, aunque lo querramos con todas las fuerzas.

También es necesario empezar a admitir que lo que debemos soltar duele, ya que es algo que teníamos, y que ya no vamos a tener. Soltar significa estar dispuestos a renunciar a algo.

Por lo tanto, es importante permitirnos sentir ese dolor o ese miedo que nos produce soltar lo que tanto queríamos. Es necesario despedirnos a través de una carta, un ritual, algo que nos sirva para cerrar el pasado y poder centrarnos en el presente.

Pasos para comenzar a soltar

1. Date cuenta de lo que te tiene enganchado  

¿Cuál es tu adicción o tu droga emocional? ¿En quién no puedes dejar de pensar? A veces son más de una situación o personas de las que no nos podemos desprender. 

2. Desprenderte de los pensamientos negativos

No dejes que tus pensamientos negativos entren en ti. Busca una palabra que te ayude a dejarlos fuera de tu cabeza. Por ejemplo, basta, hasta aquí, no más. 

3. Escribe una carta con todo lo que te causa dolor

Expresa tu tristeza, tu dolor y tu enojo. Imagina que puedes comunicar todo aquello que no pudiste decir, y que te hubiera gustado. Despídete de la persona o situación. Prueba también agradecer todo lo que te ha dado esa persona o situación pasada.

4. Lee la carta en voz alta

Imagina que tienes a la persona o la situación enfrente, si te es difícil, siempre puedes poner una almohada o un peluche que represente esa persona o situación. Llora, patalea, grita si es necesario. Leela tantas veces como te sea necesario, hasta que sientas que la carta te libera, que ya no queda nada más por decir. 

5. Quema o rompe la carta

Una vez hayas leído la carta en voz alta imaginando que tienes a la persona o situación delante, quema o rompe la carta según lo sientas. Deja que las cenizas se las lleve el viento.

6. Disfruta de las pequeñas cosas

Deja tu pasado atrás y empieza a vivir. Búscate cosas nuevas que te gusten hacer. Por ejemplo, haz deporte, sal a pasear, mira una película, etc.

Una vez que hemos aceptado que las cosas suceden por una razón y hemos logrado sentir ese dolor, estamos listos para dejar lo que nos ataba al pasado. Estamos listos para dar espacio a algo nuevo, confiar en la vida y en nosotros mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s