Blog Personal, Motivacón, Reflexión

MIEDO A LA SOLEDAD

¿Qué es la soledad?

Para unos, se asocia con sentimientos de aislamiento, aburrimiento, tristeza, desilusión, dolor… Para otros, en cambio, la soledad se relaciona con la tranquilidad, la conexión con el entorno o con uno mismo. La soledad también puede generar emociones muy distintas, que dependerán de la historia de aprendizaje vital que tengamos cada uno de nosotros. Historia que vamos cambiando y ampliando con cada paso que damos.

El ser humano es un ser social. Necesita la cooperación con otras personas para sobrevivir, desarrollarse, aprender, entretenerse, etc. y esto es especialmente cierto en una sociedad tan interconectada como la nuestra. Por esa razón, aprender a desarrollar y mantener relaciones con otras personas y disfrutar de ellas resulta esencial.

Al mismo tiempo, debemos reconocer que actualmente nuestra sociedad se caracteriza por un estilo de vida más independiente. Cada vez más personas viven solas, existen muchos puestos laborales en los que la relación con otras personas es mínima y los desplazamientos del trabajo para la casa son largos y solitarios. El ocio también ha adquirido un carácter más individual.

Esta situación les gustará más a unas personas que a otras, pero lo que resulta claro es que si la soledad forma parte de nuestras vidas es importante que aprendamos no solo a asumirla y a gestionarla sino también a disfrutarla. Sin embargo, para muchas personas estos momentos en soledad resultan angustiosos.

¿Qué consecuencias tiene el no aceptar la soledad?

Las personas tratan de evitar la soledad a cualquier precio, muchos buscan la manera de sobrecargar su agenda de todo tipo de planes con el fin de pasar el menor tiempo posible en su casa, ya sea al volver del trabajo o durante el fin de semana. A la larga, este tipo de comportamiento puede afectarnos, ya que acabamos agotados o estresados, hacemos planes que no nos gustan, gastamos más dinero del necesario, no dedicamos tiempo a otras cosas que debemos hacer (estudiar, limpiar la casa), etc. También, habrá ocasiones en las que no queda más remedio que quedarse en casa (cuando se cancelan los planes a ultima hora, si nos enfermamos…). Por lo que si no se tiene experiencia en este tipo de situaciones es probable que nos sintamos “raros” e incluso muy incomodos y angustiados. Esto puede afectar al sueño y a la alimentación. Además, no se tendrán ideas sobre que actividades hacer para entretenerse. Lo que ayudara a tener más temor a la soledad y evitarla cada vez más.  Las personas que buscan estar con otros a toda costa están dispuestas a aceptar planes que no les gusten y la compañía de cualquier persona.  Esto las hace vulnerables a iniciar relaciones de amistad o pareja con personas que no las traten bien o que las hacen sufrir, ya que pensaran que estar solo es mucho peor. Es importante tener en cuenta que mantener o alargar relaciones poco saludables puede perjudicar nuestra autoestima e incluso llevarme a tomar peores decisiones vitales.

¿Cómo superar el miedo a la soledad?

  1. Elige calidad y no cantidad: En vez de asistir constantemente a eventos que no te dicen nada, empieza a ir a aquellos que tienen algo que ofrecerte. Dejar de preocuparte por tu número de interacciones con personas relativamente desconocidas hará que tu vida social se vuelva mucho más fluida y espontánea.
  2. Aprende a decir NO: Por rechazar una invitación, no significa ni que la otra persona te odie, ni que no te interese en absoluto. Es importante que de vez en cuando pases un tiempo de calidad contigo mismo.
  3. Aprende a amar la soledad: No hay absolutamente nada de malo en estar solo, sin personas alrededor. Estos momentos pueden ser aprovechados de muchas maneras, e incluso, disponemos de una mayor capacidad para elegir qué hacer, ya que no dependemos de las intenciones y preferencias de otro.  Así pues, dedica ese tiempo a leer, a meditar, a hacer ejercicio o a cualquiera de los cientos de actividades cuyos beneficios se extenderán más allá de ese momento y lugar y te harán ganar experiencia en algo en lo que te guste progresar.
  4. Terapia psicológica: Si sientes que no puedes enfrentar tu miedo a la soledad o simplemente consideras que necesitas ayuda para afrontarlo y sentirte mejor, siempre puedes acudir a buscar la ayuda de un profesional. La terapia psicológica te va a ayudar a identificar y comprender de donde proviene ese miedo tan grande que estás experimentando y finalmente que puedas aprender a lidiar con el sin que te haga daño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s